“De cuando la inspiración te despierta; el trabajo creativo como modus vivendi”

Tierra de humo nació en 2005 como un proyecto de ocio bien enfocado.

Usé la máquina de coser que heredé de mi abuela y prendas de segunda mano, para dar origen a toda clase de de bolsos y alebrijes de tela. Esta actividad se convirtió en mi más preciado pasatiempo.

En 2007 comencé a diseñar bolsos y accesorios mezclando materiales como eco-pieles, pieles, textiles hechos a mano y textiles de tapicería, fue entonces cuando surgieron las series limitadas.

En el eclecticismo surge la armonía; Oaxaca, Chiapas, Yucatán y Guatemala me llenaron de sus colores, calidez y vida. Descubrí la importancia de lo hecho a mano; el textil es una forma de vida para muchos grupos indígenas, es parte de su religión y centro de pensamiento.

Es maravilloso como las culturas autóctonas vinculan el vestir a su cosmogonía, la trama y la urdimbre se convierten en una meditación diaria, en una conciencia de vida donde todos estamos interconectados con hilos de pensamientos, palabras y acciones.

Lo que está detrás de la elaboración de nuestras piezas es una cadena de energía positiva que se multiplica incluso para la persona que la utiliza. Detrás de cada pieza de Tierra de Humo existe dedicación, magia y amor.

Misión
Crear productos exclusivos de manera 100% artesanal con los más altos estándares de calidad e impulsar el talento y la economía de distintas comunidades indígenas de Guadalajara, Jalisco.

Visión:
Ser una marca mexicana reconocida por la excelente calidad y estilo de nuestra línea de productos y por la contribución a las causas sociales y de medio ambiente.