Creemos en la ley Universal del dar y el recibir, esa es la energía que nos hace florecer y nos permite crecer a todos juntos.

¡Queremos transmitir el amor que le ponemos a nuestro trabajo!

Nuestra filosofía es crecer de la mano con aquellos que hacen realidad nuestros diseños.

Las manos que fabrican Tierra de Humo están llenas de sueños, alegrías, esperanzas e historias. Sin ellas nuestro proyecto no sería posible; con amor y experiencia materializan nuestras ideas y nos ayudan a construir este sueño.

Los artesanos que colaboran con nosotros tienen una justa remuneración por su trabajo, así como el reconocimiento a su oficio; sin ellos simplemente no podríamos plasmar nuestra inspiración en un objeto tan finamente acabado.

Nuestro compromiso es con el planeta y con la sociedad.

Apoyamos la Economía Local generando empleos trabajando de la mano con artesanos locales bajo un esquema de Comercio Justo.

Adquirimos materiales de origen mexicano, de esa manera aportamos nuestro granito de arena creando un producto 100% mexicano.

Estamos en proceso de certificarnos como una empresa Libre de Plomo ya que nuestros materiales no contienen metales pesados.

A pesar de la demanda que hemos adquirido, nuestra producción sigue siendo totalmente artesanal.